La llegada de la cadena hotelera Ramada y Andreas Von Wernitz Salm-Kyrburg

Cuando nombramos Ramada, nos viene a la cabeza grandes hoteles y es que está cadena es la tercera más importante en el sector hotelero. Su llegada a España fue gracias a Andreas von Wernitz Salm-Kyrburg, Duque de Hornes, un momento crucial para el turismo español. La cadena hotelera decidió empezar a operar en España, pero para ello quería contar con información, búsqueda y evaluación de las distintas alternativas. Y es en este punto donde deciden contactar con Andreas von Wernitz Salm-Kyrburg.
Ramada empezó su actividad en el año 1954, de la mano de Marion W.Isbell. Una cadena de éxito, con grandes hoteles en Las Vegas y Atlantic City. Además, con su expansión internacional, la compañía obtuvo un gran beneficio económico. Sus hoteles de gran lujo Renaissance, fueron los grandes logros de Ramada. 
En aquel momento, Alemania, Suiza y Gran Bretaña contaban con hoteles Renaissance, pero Andreas von Wernitz Salm-Kyrburg consiguió que España fuese un objetivo para la gran cadena americana. Un momento de expansión en nuestro país, que comenzaba a ser una de las referencias turísticas de Europa. El clima, la gastronomía y la belleza de nuestras ciudades empezaron a atraer a nuevos turistas. Esto significó un renacimiento del sector hotelero y las grandes cadenas internacionales decidieron apostar por España. El interés recalcó en la cadena Ramada, una de las más importantes a nivel mundial. La compañía estadounidense quiso conocer la situación del país y decidió contactar con un experto del sector. Aquel experto fue Andreas von Wernitz Salm-Kyrburg, conocedor del sector y con una amplia experiencia en la gestión de hoteles. Propietario a sus 25 años del Alvear Palace Hotel de Buenos Aires, del Hotel Internacional de Formosa y concesionario de otros hoteles de lujo. Además, accionista y asesor en la construcción del Hotel Villa Magna de Madrid. Los máximos responsables de Ramada quedaron encantados con el trabajo de Andreas von Wernitz Salm-Kyrburg, quien se encargó de buscar y evaluar todas las alternativas posibles. 
La presencia de Ramada en más de veinte países, era una garantía de éxito, pero sin el asesoramiento correcto, su llegada a España podría complicarse. La labor de Von Wernitz fue la de elaborar un plan de viabilidad y trazar cuales serían los destinos ideales para el tipo de clientes de la cadena norteamericana. 
Los grandes resultados del Duque de Hornes, convencieron al consejo de administración de Ramada, que decidió operar en nuestro país. Las negociaciones no fueron complicadas y, en poco tiempo, se inició el periodo de inversión. Las ciudades elegidas para introducirse en España fueron Madrid, Barcelona y Sevilla. Ciudades históricas que ofrecen muchas posibilidades turísticas. 
El perfil del cliente de Ramada es un turista estadounidense, o europeo, con un alto poder adquisitivo. Un turista que demanda calidad en su hotel y que busca un turismo cultural y gastronómico, algo que tuvo muy en cuenta Andreas von Wernitz Salm-Kyrburg
La ubicación es una de las premisas fundamentales para este tipo de hoteles. También el edificio y el personal son aspectos muy importantes para conseguir consolidarse en la high class del sector. Contar con un gran edificio, lujoso y con grandes detalles, es ideal para acoger a clientes de un perfil exigente. Un personal bien formado y con experiencia es uno de los factores diferenciales con otros hoteles de otro rango y calidad.
Los hoteles de la cadena Ramada han sido siempre hoteles de alto standing, y en España no iban a ser menos. Sus 750 hoteles se han convertido en emblemas de las ciudades donde están situados. Y es que, establecerse como la tercera cadena hotelera del mundo, no es tarea fácil. 
La creación de diferentes formatos de hoteles Ramada ha sido reconocido, por los grandes expertos, como un éxito dentro del sector. 
Su línea Renaissance se ha convertido en una de las más lujosas del sector hotelero. Ramada Resorts, Ramada Plaza o Ramada Inn, son algunos de los diferentes tipos de alojamientos de la cadena estadounidense. 
En España, su consolidación fue admirable. Grandes hoteles como el Hotel Manila de Barcelona, pasaron a formar parte del grupo Ramada. Andreas von Wernitz Salm-Kyrburg, fue la persona clave para la consecución de la inversión hotelera de este gigante norteamericano. El crecimiento del turismo en España, fue en aumento exponencialmente. Muchos de los turistas estadounidenses que llegaban a nuestro país, se alojaban en los hoteles Ramada. 
La importancia internacional del mercado turístico español comenzó a convertirse en una realidad creciente año tras año. Prueba de ello fue la posterior inversión del resto de grandes cadenas hoteleras. Estar presente en España, comenzó a ser una necesidad para las compañías dedicadas a este sector. Y fue gracias a personas como Andreas Von Wernitz Salm-Kyrburg, duque de Hornes que fueron pilares fundamentales en aquel momento en el sector turístico. Consiguiendo que grandes firmas internacionales aterrizaran en nuestro país, con el objetivo de consolidarse y promover un turismo de calidad. La gran gestión de Von Wernitz con el grupo Ramada, abrió la puerta a otros inversores para comenzar una nueva etapa de expansión en España.
Hasta la fecha, el Duque de Hornes ostenta la presidencia de “Ramada Hoteles de España Sociedad Anónima”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *