PLD, con enfoque de una oposición radical; FP alineada en propiciar la gobernabilidad – Periódico El Caribe



Luis Abinader y Leonel Fernández libraron juntos la batalla contra las primarias abiertas, la reforma y la suspensión de elecciones.
Abinader enfrenta crisis económica, social y sanitaria, además de presión para someter por corrupción

El nuevo escenario político que cambió los roles de los partidos, mientras el Partido Revolucionario Moderno (PRM) asumirá el control de los principales poderes del Estado, (PLD) pasará a la oposición con advertencia de que será radical, mientras la Fuerza del Pueblo (FP) emerge con el reto de definir si compartirá el rol de oposición con el PLD o facilitará la gobernabilidad en el contexto de crisis que Luis Abinader asumirá el gobierno.

Abinader tomará la conducción del Estado el próximo 16 agosto en medio de una crisis económica, sanitaria y social sin precedentes y tan única, que no le había tocado a ningún gobernante en estreno cuando se revisa la historia desde el 1978 a la fecha. A eso se agrega que Abinader no cuenta con experiencia de Estado, pero tiene en su favor que gobernará con mayoría en el Congreso que ganó el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Además de esos retos, la propia noche de su triunfo empezó a recibir presión de sectores sociales que exigen “los queremos presos” al referirse a las expectativas de que puedan ser sometidos a la justicia los funcionarios que hayan cometido actos de corrupción durante 16 años de gobiernos del PLD. De hecho, la periodista y activista social Altagracia Salazar, que respaldó la candidatura de Abinader, fue más lejos y dijo que si en enero “no hay presos” marcharán para exigir que no haya impunidad en los casos de corrupción.

Sobre ese tema, el dirigente del PRM, Tony Raful, señaló que la Marcha Verde fue lo que despertó la necesidad de cambio en el país. “La “marcha verde” fue el despertar de la conciencia adormilada. El PRM bajo la dirección valiente del Presidente Luis Abinader, marcó el camino de la victoria, y Leonel Fernández, con su ruptura abrió las compuertas de la votación popular por el cambio”, escribió en su cuenta de Twitter.

El lunes, el presidente del PLD, Temístocles Montás, se declaró como el principal partido de oposición. De hecho, el PRM, aunque es mayoría en la Cámara de Diputados, podría necesitar al PLD para aprobar proyectos que requieran de mayoría calificada.

La Fuerza del Pueblo bajo el liderazgo de Leonel Fernández emerge en el escenario político. Fernández libró varias batallas mientras compartió la oposición con Abinader, al punto que hicieron alianzas en las elecciones municipales y al nivel senatorial hasta participaron en protestas contra la reforma a la Constitución y luego por la suspensión de las elecciones del pasado 16 de febrero.

El expresidente fue el primer político en felicitar y reconocer el triunfo de Abinader el pasado domingo, y en la respuesta de agradecimiento, el nuevo mandatario a partir del 16 de agosto, le expresó que el país necesita de su experiencia. “Agradezco al presidente Leonel Fernández su amable felicitación. La República Dominicana necesita de la experiencia y visión del liderazgo nacional para superar la crisis que hoy vivimos”, expresó en su cuenta de Twitter.

Ayer, el secretario de organización de la Fuerza del Pueblo y senador electo de Hermanas Mirabal, Bautista Rojas Gómez, expresó que pasadas las elecciones es necesario que los legisladores trabajen junto al nuevo presidente para que el país supere la crisis que le afecta.

“Ya pasado el proceso electoral, en donde cívicamente hemos elegido a Luis Abinader como presidente de todos los dominicanos, a senadores y diputados, exhorto que desde ya comencemos a trabajar como una sola nación, solo así tendremos éxito ante esta crisis sanitaria y económica”, expresó en su cuenta de Twitter.

El actual contexto parece que colocan a Fernández y su partido en un escenario de crear la gobernabilidad política que necesita el nuevo gobierno. Ya los grupos empresariales concentrados en el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (Anje) expresaron colaboración al nuevo gobierno para enfrentar los retos que tiene el país.

Abinader desde su candidatura promovió la unidad nacional para enfrentar la crisis generada por el Covid-19, de hecho hizo un ejercicio de ese tipo con diversas organizaciones sociales.

Cree oposición radical no se recomienda ahora

El politólogo Freddy Ángel Castro sostiene que sería cuesta arriba para Abinader hacer acuerdos de gobernabilidad con el PLD, pues eso podría generarle críticas de sectores que exigen que no haya impunidad en los casos de corrupción. “Si pacta en la Cámara de Diputados con el PLD entonces tendría problemas porque qué cosa le pedirían, podrían pedirle que los expedientes de corrupción no los eche hacia delante y eso sería desastroso para Luis”, dijo. Igualmente, recordó que a los nuevos gobernantes se les otorgan 100 días de gracia para hacer oposición. “No como hizo Temístocles que son oposición, ellos deben darle cien días”, sostuvo.

Gobernabilidad
A la Fuerza del Pueblo le conviene facilitar la gobernabilidad porque así podrían tomar algunos espacios de poder en los primeros 2 años”

Constructiva
La oposición que haga la Fuerza del Pueblo tiene que ser constructiva y trabajar la gobernabilidad porque estamos en una pandemia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *