Mes de la familia – ‘Servir a Dios: La clave para una familia sana’



Guillermo Sanabia y Karina Bretón recién cumplen 17 años de casados y de tener una familia cristiana que basa todo su accionar en los valores establecidos por Dios. ‘Los que nos da en su palabra guían nuestras decisiones, para así poder tener mayor objetividad como pareja y formadores de nuestros hijos’, dicen.

Hasta ahora, los padres de Ana Karina de 15 años e Isabella de 13, sostienen que, aunque no hay una escuela para ser padres, más bien se va aprendiendo día a día.  en su caso, ser cristianos y casarse siguiendo el orden y la voluntad de Dios para sus vidas ha sido fundamental. ‘Él es quien nos enseña y capacita para esta dinámica familiar’, sostienen. 

»Somos un matrimonio con la convicción de que en el seno de familia es que se forma en valores, como es nuestro caso, y también en el día a dia tratamos de pasar tiempo de calidad juntos y de compartir, y esto ha sido en parte, los que nos ha funcionado», dice la pareja.

“Aseguran que otra clave para el buen funcionamiento de su familia ha sido el apoyo que se dan mutuamente como pareja para equilibrar sus responsabilidades dentro y fuera del hogar..”

Karina es Ingeniero Industrial y labora en el Banco BHD León  y Guillermo es mercadólogo y dirige la Fundación Nación Sana y Pastor de jóvenes de la Iglesia Cristiana Ministerios Bet-el y su mayor anhelo como padres es ver nuestras hijas desarrollarse mujeres que impactan su nación con valores eternos en sus vidas familiares y profesionales

»La vida está llena de retos y obstáculos que debemos superar, lo importante es que si tropezamos o caemos, saber levantarnos y continuar hacia delante en nuestro plan de vida. La fe en Dios y mantenernos constantes es la clave para vencer esos momentos difíciles.  »Si Dios es con nosotros, quién contra nosotros», asegura Guillermo Sanabia.

Aseguran  que otra clave para el buen funcionamiento de su familia ha sido el apoyo que se dan mutuamente como pareja para equilibrar  sus responsabilidades dentro y fuera del hogar. 

»En nuestra familia actuamos en equipo y trabajamos como equipo que va tras un mismo objetivo, nadie es más importante.  Cada uno entiende cuál es su rol en la dinámica familiar y contribuye al establecimiento del orden divino en la casa de acuerdo a sus fortalezas personales», dicen.

¿Son multiplicadores de las enseñanzas de sus padres?

Hemos sido formados con valores que traemos a nuestra familia, sin duda cada uno refleja parte de las enseñanzas que trae de sus padres.  Ahora preservando, lo que está alineado con los valores que Dios establece en su palabra. 

¿ Una mensaje para la familia dominicana en este día?

A la familia dominicana, nuestro mejor consejo, es que se refugie en Dios, recordarles que nuestros valores como nación están fundamentados en ese versículo que aparece en la biblia abierta en nuestro escudo: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.  Dios quiere familias basadas en valores establecidos por Él. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *